Página 1 de 1

Raja Ampat (Indonesia)

Publicado: Mié Jul 15, 2015 12:28 pm
por manolito
Después de un largo viaje, aparezco por aquí para contar un poco mi estancia en Raja Ampat (en Irian Jaya, la Papúa indonesia) por si a alguien le interesa. Un lugar espectacular, aún poco estropeado (aunque no creo que le quede mucho) y, eso sí, difícil de acceder y relativamente caro.



Yo fui desde Sulawesi (Manado) en avión. Con Lion Air (Wings), barato pero, en mi experiencia, no recomendable. Saqué tres billetes y los tres vuelos los cancelaron. El de ida a Sorong, la puerta de entrada a Raja Ampat, tuvo doce horas de retraso. Para el de vuelta tenía que esperar dos días y decidí sacarme otro billete con Garuda, más cara pero mucho más fiable.



Llegué a tiempo para coger el ferry publico diario para Waisai (según el día, es por la mañana o al mediodía, precio unas 100 y pico mil rupias, no me acuerdo exactamente, en segunda clase). Ya había contactado previamente con un homestay (Yenkoranu) para que vinieran a recogerme y llevarme a la fantástica isla de Kri. El transporte en lancha rápida a las distintas islas es bastante caro. En Yenkoranu, si contratabas un paquete con estancia y buceo, salía gratis la ida y la vuelta. Si no los precios van desde 400.000 a 1.000.000 de rupias o más (entre 25 y 70 euros, aproximadamente). Siempre puedes encontrar a otros turistas y compartir el precio de la lancha, si ellos quieren y van a tu mismo destino.



De la isla sólo puedo hablar maravillas. Un mar de mil colores, con corales fantásticos y una vida submarina impresionante. Playas totalmente salvajes, con la selva llegando a la orilla. La gente, en general, bastante agradable. Me quedé en Yenkoranu porque la combinación de estancia y buceo parecía la más económica, aunque dependía también del tipo de alojamiento. En general salí contento, aunque la comida (estaba incluida) no era demasiado buena y en otros sitios, decían, era mucho mejor. El alojamiento también era bastante básico aunque me hicieron un descuento por los mejores bungalows (los más baratos tenían cuarto de baño común y retrete a lo asiático). El personal, sobre todo los del buceo, muy amables. Por las noches, eso sí, aquello se convierte en una especie de National Geographic, con bichos de todas clases (en especial ratas, pero también el particular CusCus) corriendo, apareándose, peleándose y comiéndose por encima de los tejados de los bungalows. Y a veces hasta dentro.



En Kri y en otras islas hay muchas más opciones. Si a alguien le interesa, la página web http://www.stayrajaampat.com/ da todas las opciones, con precios y servicios. En Kri, por ejemplo, está Lumba Lumba, mucho más aislada, de la que hablan muy bien aunque parece algo más cara. O Mambetron, junto a Yenkoranu, donde dicen que se come de fábula pero no hay buceo organizado con botella. En Yenkoranu tienen la atracción añadida de que algunas mañanas alimentan a los tiburones y los huéspedes, si se atreven, pueden meterse en el agua con ellos. No es demasiado aceptable ni ético desde un punto de vista ecológico, pero tengo que admitir que es una experiencia increíble, que pone la adrenalina a tope sin ser realmente peligroso.



Tampoco es que sea absolutamente necesario. El snorkelling es una absoluta pasada. Uno atraviesa cualquiera de los pontones y llega donde baja el arrecife y se encuentra el paraíso subacuático: tiburoncitos que se acercan curiosos, corales de mil colores y formas, bancos de sardinas, fusileros o incluso de enormes peces loro con la cabeza abombada... impresionante.



Los desplazamientos a otras islas también suelen ser caros. Mejor ir en grupo o encontrar a alguien para compartir gastos. Hacer snorkelling o bucear con las mantas, cerca de la pequeña isla de Arborek, es algo impresionante. En la propia Arborek no hace falta alejarse del muelle para encontrarse con un gigantesco banco de sardinas y convertirse uno en un Jacques Cousteau que ve como los bandos de atunes o de carángidos los cazan como manadas de lobos. Incluso había un tiburón wobblegong descansando debajo de los pilares del muelle. Para el buceador, sitios como Sardine Reef, Blue Magic o el famoso Kri Reef son verdaderos paraisos con todo tipo de vida, pequeña y grande.



También se pueden hacer excursiones (caras, de nuevo, mejor buscar gente para compartir) a paisajes espectaculares como Painemo (de cuatro a nueve millones el precio de la excursión). Dicen que lo más bonito de Raja Ampat (y algunos sostienen que del mundo), sin embargo, es Waiya, donde sólo suelen ir los liveaboards o barcos privados. A nosotros nos pedían 30 millones de rupias, así que más bien pasamos.



En fin, hay muchas más cosas que contar. Recomiendo de nuevo, para el que le interese, entrar en http://www.stayrajaampat.com/, donde hay un montón de información sobre este lugar paradisíaco y poco visitado que igual en no mucho tiempo habrá cambiado irremediablemente.