Viaje por Guinea Bissau/Bijagos

Mensajes: 141

manolito, Mié Abr 30, 2014 7:10 pm

Un ratito ahora para hablar de Guinea Bissau, un pais poco visitado por los turitas y que tampoco recorrí demasiado (era época de elecciones). Para mí, las islas Bijagos son su mayor (aunque no el único) atractivo, aunque eso dependerá de los gustos.



Vamos por partes. Yo fui desde Senegal. En Ziginchor (Casamance) es el mejor lugar para sacar el visado, apenas media hora de trámites (y unos 50 dólares de costo). El viaje, en taxi a siete, es un poco pesado por los numerosos controles policiales, pero como no está lejos se llega perfectamente a mediodía (si no hay problemas con el peugeot, claro). El coste, quiero recordar, cinco mil cfa, incluyendo maletas.



La capital, Bissau, no tiene demasiado que ver (de nuevo, cuestión de opiniones). Apenas vida cultural, más bien calurosa, la gente es en general bastante amable aunque distante (a veces, preferible, comparado con otros lugares). Los taxis, sobre todo de día y compartidos, son bastante baratos. Tiene algunos edificios coloniales, más bien mal cuidados, y un puerto (o varios, según se mire) interesantes. Está el Centro Cultural Francés, el que más actividades culturales ofrece. En la zona de Benfica está el estadio de fútbol (si no os importa ser los únicos espectadores blancos, es una experiencia entretenida). Frente al campo de fútbol está el restaurante/bar libanés, uno de los lugares de encuentro para los expats y un buen sitio para disfrutar del aire acondicionado tomando una copa, comida a precios razonables o ver un partido de fútbol. La embajada española está muy cerca. Y junto al restaurante libanes, un cybercafe decente (no hay muchos).



El alojamiento es en general caro/malo. Yo encontré un buen sitio (por comparación) en los apartamentos Tomboli, junto al hotel de lujo Azalai 24 de septiembre (cuya piscina puede ser un buen oasis en las horas de calor). El apartamento es un poco complicado de encontrar (no está señalado y dan al barrio de detrás) aunque no preguntando y por menos de veinte euros (una ganga en Bissau) tienes agua durante todo el día y luz durante la noche (incluida televisión, aire acondicionado y frigorífico), lo que no es moco de pavo en esa ciudad. Hay otras opciones baratas, menos baratas y carisimas, pero esta a mí me sirvió.



Hay menos puestos de comida local que en otros países cercanos, pero haberlos haylos. Los restaurantes occidentales son más bien caritos. A los guineanos les gusta beber y bares no son lo que falta (incluso supermercados que funcionan como tales). Como curiosidad, beben más vino que en otros países de Africa (en general, portugueses) y se les puede ver compartiendo los cartones de tetrabrik.



Aunque Bissau parece desierta de noche, sin apenas luces, a los guineanos les gusta la marcha, pero no es fácil encontrar los lugares donde (sea conveniente) ir. Yo no tuve problema ninguno pero conviene tomar precauciones. El restaurante libanés es un buen punto de partida porque hay varios locales animados cercanos (insonias, tabanka...) aunque suelen empezar tardísimo (sobre la una).



Y otro día hablaremos de las Bijagos.
Feo, católico y sentimental

www.chineando.overblog.com

Mensajes: 141

manolito, Jue May 01, 2014 10:14 am

Ir a las Bijagos no es fácil y/o barato. El ferry público está tan mal mantenido que la última vez que lo vi funcionar tardó 36 horas en llegar de Bissau a Bubaque. Las anteriores habían sido diez, doce... lo normal hubieran sido tres o cuatro. Eso es, más o menos, lo que tardan las pirogues (canoas grandes abarrotadas de gente y mercancías), el único otro medio económico para llegar a las islas, aunque no demasiado seguro. Salen una o dos por semana y hay que preguntar en los distintos muelles del puerto de Bissau. La lancha de Bob, un francés pescador que tiene un hotel en Rubane, frente a Bubaque, es el medio más seguro y rápido para llegar a las islas (una hora y media), aunque no barato (25.000-30.000 cfas, sobre 40 euros). Tampoco sale todos los días. Su número está escrito en la pared de una casucha del muelle junto a donde atracan sus lanchas. Los viernes solía ser el día en que salía el ferry. La última vez no estaba funcionando, así que conviene pasarse por los muelles para preguntar sobre opciones privadas (Bob, algún barco de pescadores o de mercancías que quiera llevar pasajeros...) o público (las pirogues, que salen uno o dos días a la semana).



Si no se alquila una embarcación o una avioneta, Bubaque es el lugar donde casi con toda probabilidad va a llegar el turismo en las Bijagos. El pueblo principal no es demasiado grande, tiene varias opciones de alojamiento, desde hoteles más caros especializados para pescadores a pensiones como Casa Dora (15.000 cfas por noche, negociables hasta cierto punto, limpia y con una gran cocina, aunque carilla a 5.000 cfas la comida. Buen desayuno incluido) y alguna otra más barata. Chez Tity, por ejemplo, cobraba (inicialmente) 5000 cfas por una habitacion con baño compartido.



Las Bijagos no son una versión africana del Caribe. Son islas muy salvajes, a veces un tanto hostiles para los visitantes (las rayas son un problema para los bañistas; en algunos sitios hay serpientes muy venenosas) pero con una gran belleza muy especial. Hay buenas playas, algunas muy buenas, pero no hay que esperar el agua cristalina que se ve en los típicos folletos tropicales. La cantidad de peces que hay es increíble y, lógicamente, la pesca es una actividad primordial y un gran reclamo para el turismo.



En Bubaque hay dos playas. Escadinha (o algo así), a unos diez minutos andando desde el pueblo, junto a la pista de aterrizaje de las avionetas, es tranquila, no suele haber rayas (aunque conviene golpear el suelo con los pies nada más se entra en el agua para espantarlas) y no demasiado limpia (suele haber ganado) ni bonita, pero tampoco está mal.



La otra, Bruce, está más lejos, a unos veinte kilometros por una carretera medio de asfalto medio de tierra. Es muy, muy bonita, prácticamente desierta y se puede llegar alquilando una bicicleta o, mejor aún, una motocicleta. En bicicleta puede llegar a ser duro si no se está en forma. Hace mucho calor así que conviene llevar bastante agua y comida porque no se va a encontrar durante el trayecto, sobre todo lo primero. El camino es interesante, se pasa por diversas tabankas donde los niños llaman a los turistas para pedirles algo (branco, caneca) y donde se oyen los tambores de ceremonia.



En Bubaque, por lo demás, no hay mucho que hacer; ver los partidos de fútbol en el cine (más pasión que en cualquier campo de fútbol garantizada), tomar una copa o cenar en el restaurante de Raul, junto al puerto, pasear y ver las mansiones abandonadas por los antiguos dirigentes del país... eso sí, hay un excelente cybercafe, financiado por la Junta de Andalucia, en el centro de comunicación y la emisora de Radio Bijagos. Funciona muy, muy bien, aunque el horario es limitado 11 a 13 y 18.00 a 21.00).



Rubane esta en frente de Bubaque, tiene unas magníficas playas, mucha naturaleza y varios hoteles más bien caros aunque se pueden visitar durante el día, con transporte incluido, si se reserva un almuerzo. Se trata de los hoteles de Bob y Solange, el primero más para pescadores, es un poco más barato (7.000 cfas) y es una gran fuente de informacion mientras que el de Solange es de más alto standing, tiene una piscinita y la cocina es mejor, aunque tambien mas cara (10.000).



A partir de ahí, todo se complica. Hay que preguntar en el puerto por embarcaciones a otras islas. Para Orango salen los sábados (creo). Es uno de los grandes atractivos de las Bijagos, con el parque natural, los únicos hipopótamos marinos y las puestas de huevos de las tortugas (aunque no siempre se pueden ver ni unos ni otros). El alojamiento del ecolodge, que se puede reservar desde la oficina del parque nacional en Bubaque, es mas bien caro (unos 90 euros, pension completa).



Yo preferí otra opción más cercana y accesible como era la de Angurman, de la que hablo en otro post. Una cuestión de tiempo y dinero, algo que hay que tener en cuenta cuando se viaja a las Bijagos, además del espíritu aventurero.
Feo, católico y sentimental

www.chineando.overblog.com


Volver a “África occidental”